La Consellería del Mar remite al sector del mar recomendaciones para reforzar las medidas de prevención ante el coronavirus

La Consellería del Mar acaba de enviar a las cofradías de pescadores gallegas una serie de recomendaciones para el desarrollo de la actividad en las lonjas, en los barcos de pesca y en los bancos y puntos de control marisquero ante la situación del coronavirus. Estas medidas preventivas complementan las ya establecidas por el Gobierno gallego ante la situación del COVID-19 y tienen como objetivo mantener la actividad con todas las garantías en unos establecimientos fundamentales para asegurar el abastecimiento de materias primas alimentarias de calidad para la población.

En relación a las lonjas, la Consellería del Mar señala que se deben reducir las actividades presenciales recurriendo a los medios telemáticos y telefónicos en la medida de lo posible, medida que se extiende también a los trámites con las oficinas administrativas de las lonjas. Además, limita el acceso a la lonja con la prohibición de entrada a toda persona ajena a la operativa y comercio de productos frescos del mar. Esto implica la cancelación de las visitas turísticas o similares y que solo puedan acceder a los locales los compradores y vendedores autorizados en cada lonja.

En el caso de las subastas, la Xunta limita la asistencia a un máximo de 50 personas y establece que la presencia durante su celebración debe ser la mínima imprescindible con el objetivo de evitar las concentraciones de gente y aplicando siempre las medidas de distanciamiento entre personas que se establecen en las recomendaciones sanitarias. Con esa finalidad, en caso de ser necesario, se aumentará el número de subastas y la pesada de las capturas también se realizará por turnos para evitar aglomeraciones. La exposición de los productos se hará dejando la suficiente distancia entre filas para mantener el espacio mínimo recomendado entre personas.

En cuanto a las medidas de higiene, la Consellería del Mar aconseja incrementar el nivel de limpieza y desinfección de todas las dependencias de las lonjas así como aumentar la disponibilidad de lavamanos o dispensadores de limpiadores desinfectantes en las zonas de subasta y pesada de las capturas. En este sentido, también recuerda la necesidad de cumplir de manera estricta con las medidas generales de higiene y uso de equipos personales de protección.

Recomendaciones a bordo

En lo que respecta a las directrices para los buques de pesca, marisqueo y auxiliares de acuicultura, son complementarias a las decretadas por la Xunta y por los otros organismos competentes en la materia, como Sanidad Marítima (el Instituto Social de la Marina) y las capitanías marítimas y que tienen como objetivo garantizar el funcionamiento y operatividad de las embarcaciones, minimizar los riesgos y evitar contagios.

De manera general, la Consellería del Mar aconseja realizar controles previos al embarque para verificar que los tripulantes no tuviesen contacto de primer grado con alguna persona afectada por la enfermedad, caso en el que se optaría por aplazar su embarque. También se solicita la comprobación de ausencia de sintomatología (fiebre, tos y problemas respiratorios) en los trabajadores y que se recuerde a la tripulación la conveniencia de no embarcar en caso de tener síntomas o especial sensibilidad a la incidencia del coronavirus.

El Ejecutivo gallego también recomienda el refuerzo de las medidas de higiene a bordo con la puesta la disposición de la tripulación de pañuelos de un solo uso y soluciones o toallas alcohólicas así como elementos respiratorios de protección individual. Además, pide que se intensifiquen las labores de limpieza y desinfección de las distintas estancias y elementos del buque y que se le recuerde a la tripulación la necesidad de reforzar las medidas de higiene personal.

La comunicación enviada al sector también incluye la necesidad de organizar el trabajo a bordo para evitar la presencia en instalaciones comunes de más de cinco personas y manteniendo una distancia mínima de metro y medio, evitando los contactos personales.

En caso de que haya sospecha de la existencia de un positivo por coronavirus a bordo, la Consellería del Mar aconseja la colocación de una máscara de protección al afectado y llamar al Centro Radio Médico para que dictamine si es necesaria su evacuación, haga un seguimiento del caso y decida las medidas de confinamiento a adoptar y los procedimientos para su control. También se debe comunicar este hecho a la autoridad laboral competente.

El Ejecutivo gallego recuerda además que se atenderá de manera especial a aquellas recomendaciones e instrucciones que emitan las autoridades sanitarias y laborales con competencias en la materia, con especial atención a Sanidad Marítima, el Instituto Social de la Marina o las capitanías marítimas.

Sector marisquero

En el caso del marisqueo, la circular remitida al sector por la Consellería del Mar recomienda que las personas que por motivos de salud sean vulnerables y estén más expuestas a los riesgos de infección, o que tengan menores o mayores a su cargo, no asistan a las actividades de marisqueo pues esa inactividad no supondrá penalización en la renovación de sus permisos de explotación. En caso de estar entre estos supuestos y querer seguir con la actividad, deberán avisar a la entidad asociativa a la que pertenezcan para adoptar las medidas oportunas.

Las recomendaciones al sector del marisqueo también incluyen evitar las aglomeraciones tanto en las zonas de trabajo como en los puntos de control, mantener la distancia de seguridad y no tener contacto físico en ningún momento. Al mismo tiempo, al igual que para el resto del sector, se aconseja reforzar las medidas de higiene de los profesionales así como la limpieza de las instalaciones para evitar contagios.

La Xunta también aclara que las jefaturas territoriales emitirán resoluciones ampliando hasta el 30 de abril el período de vigencia de las autorizaciones marisqueras que estén actualmente en vigor para permitir el trabajo de los profesionales. En este sentido, la Administración gallega indica además que con la declaración del estado de alarma están suspendidos los plazos para la tramitación de los procedimientos administrativos, que se retomarán una vez finalizado este período, algo a tener en cuenta en la renovación de los permisos de explotación de marisqueo a pie.

Todas estas medidas se suman a las normas de aplicación establecidas en los últimos días por la Xunta de Galicia para luchar contra la expansión del coronavirus así como a los deberes impuestos por el Gobierno del Estado con ese mismo objetivo. Estas recomendaciones particulares pretenden clarificar y orientar al sector pesquero gallego en el desarrollo de su actividad para luchar contra esta enfermedad y evitar su expansión.

Compartir esta noticia