La Xunta perfila con los representantes de la hostelería un segundo Plan de rescate para hacer frente a las nuevas restricciones sanitarias

El vicepresidente primero y conselleiro de Presidencia, Xustiza e Turismo, Alfonso Rueda; el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña y la conselleira de Emprego e Igualdade, Maria Jesús Lorenzana, mantuvieron ayer por la tarde un encuentro de trabajo con la Mesa negociadora de la hostelería de Galicia -en la que están representados las asociaciones provinciales de esta actividad- para consensuar nuevas líneas de apoyo a los establecimientos en esta fase de la pandemia.

La Xunta trasladó a los representantes el compromiso de seguir a un lado de los sectores que más están sufriendo las consecuencias de esta pandemia. En este sentido, se insistió ante los miembros de la Mesa en que cada medida reflexionada que el Gobierno gallego activa por recomendación sanitaria, ve acompañada de apoyos reales a las actividades afectadas.

Siguiendo este compromiso, y tal y como se hizo en el mes de noviembre, en la reunión de hoy se avanzó el trabajo hacia perfilar un nuevo Plan de Rescate a personas trabajadoras autónomas, microempresas y establecimientos hosteleros cerrados por causa de la pandemia.

Este segundo Plan tendrá unas características similares a lo que se puso en marcha a finales de año, aunque se simplificarán los requisitos para que el acceso a las ayudas sea aún mas ágil y fácil. Las nuevas ayudas estarán dimensionadas y orientadas a cubrir las necesidades de los sectores más afectados por las restricciones segundo las previsiones de la evolución de la pandemia previstas por la autoridad sanitaria.

La primera convocatoria del Plan de rescate ya completó casi el 80% de los pagos a más de 30.500 solicitantes que cumplieron con los requisitos, por un importe de 65 millones de euros.

En el que se refiere concretamente a la hostelería, más de 14.700 negocios de este sector recibieron hasta lo de ahora apoyo económico directo de la Xunta a través de las tres líneas incluidas en el Plan de Rescate, por valor de 23,7 millones de euros. Estos datos evidencian que el 70% de las personas hosteleras gallegas (según el Instituto Gallego de Estadística, Galicia cuenta con un total de 20.688 negocios en esta actividad) tuvieron acceso a las ayudas establecidas por la Xunta para hacer frente a la crisis económica y las restricciones efectuadas por recomendación sanitaria.

Fondo de cooperación COVID-19

El vicepresidente primero, Alfonso Rueda, manifestó que la Xunta de Galicia fue la primera en inyectar liquidez a los negocios, pero se hace necesario la implicación de todas las administraciones más allá de colores políticos o debates estériles sobre competencias.

En este sentido, tanto el Gobierno gallego como los representantes de la hostelería propusieron abrir una triple frente para paliar el impacto económico de las restricciones mediante un fondo de cooperación COVID-19 que cuente con la participación de la Xunta de Galicia, diputaciones y los grandes ayuntamientos para salvar del cierre a las empresas y autónomos de nuestra comunidad, siguiendo el modelo de la comunidad autónoma de Valencia, donde la Generalitat aportará el 50% de dicho fondo, las diputaciones el 30% y los ayuntamientos el 20% restante.

El conselleiro de Sanidade, por su parte, explicó la situación actual de la pandemia en Galicia, que justifica la puesta en marcha de las medidas restrictivas anunciadas hoy para frenar el preocupante incidente actual de los contagios.

La conselleira de Emprego e Igualdade, María Jesús Lorenzana, recordó que “cada medida reflexionada que el Gobierno gallego activa por recomendación sanitaria, ve acompañada de compromisos reales de apoyo a las actividades afectadas”. “Es prioritario ahora evitar peligrosas interacciones sociales que afecten a la salud de los gallegos y gallegas, pero mantenemos firme nuestro compromiso de seguir a un lado de los sectores que más se resienten en esta pandemia”, aseveró.

Compartir esta noticia